4 ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha

4 ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha

El cambio de bañera por plato de ducha es una de las reformas que más se está llevando a cabo en los últimos tiempos. Se trata de una pequeña obra que, a cambio, supone grandes ventajas para nuestro hogar.

¿Cuáles son las principales ventajas de cambiar nuestra antigua bañera por un plato de ducha?

1. Ahorro. El agua que consumimos en una ducha, así como la energía que utilizamos para calentarla, es notablemente inferior a la que gastamos para darnos un baño. Como es lógico, esto repercute directamente en nuestro bolsillo.
2. Comodidad. Un plato de ducha es mucho más accesible que una incómoda bañera. Además, permite instalar un asiento en su interior para personas dependientes y sus suelos son antideslizantes, evitando así peligrosas caídas.
3. Espacio. Las bañeras ocupan una gran parte del espacio dentro del cuarto de baño. Las duchas son la opción perfecta para los tamaños de los baños de las viviendas actuales. Optimizar el espacio al máximo es muy importante para poder incluir mobiliario destinado al almacenaje o contar con más metros disponibles para distribuir el resto de sanitarios.
4. Practicidad. Pocas son las veces que utilizamos la bañera de la manera que debería usarse. Usar la bañera como ducha es realmente incómodo, colocarle una mampara no es la solución más estética y a la hora de limpiarla, reviste más trabajo que un plato de ducha.

 

Sin duda, son motivos más que de peso para plantearnos esta pequeña reforma que, sin embargo, nos reportará grandes ventajas. En Vigil Escalera disponemos de los medios y la experiencia para realizar esta obra con total garantía, un perfecto acabadoy con un precio final muy competitivo. Pidenos presupuesto sin compromiso !! 

 

Fotografías: Marazzi

Deja una respuesta